viernes, junio 29, 2007

Libro "Sé feliz, aquí y ahora"

Ya puedes descargarte mi último libro: Sé feliz, aquí y ahora, a través del siguiente enlace: http://galeon.com/rinconfelicidad/sefeliz.doc

En este libro he recopilado todos los contenidos de mis anteriores libros (El Rincón de la Felicidad 1, 2 y 3, y Neraclem), y que no han sido publicados en este blog. En sus más de 600 páginas encontrarás sabiduría para encontrar la felicidad.

La obra está amparada bajo la licencia CopyLeft, por lo que podrás copiarla e incluso utilizar su contenido (siempre bajo los acuerdos de la licencia CopyLeft).

Sé, feliz, aquí y ahora.



Rafael Hernampérez

El labrador y el árbol

Fábula de Esopo, con un mensaje claro y una sabia moraleja.

En el campo de un labriego había un árbol estéril que únicamente servía de refugio a los gorriones y a las cigarras ruidosas.

El labrador, viendo su esterilidad, se dispuso a abatirlo y descargó contra él su hacha.

Suplicáronle los gorriones y las cigarras que no abatiera su asilo, para que en él pudieran cantar y agradarle a él mismo. Más sin hacerles caso, le asestó un segundo golpe, luego un tercero. Rajado el árbol, vio un panal de abejas y probó y gustó su miel, con lo que arrojó el hacha, honrando y cuidando desde entonces el árbol con gran esmero, como si fuera sagrado.

Moraleja: Mucha gente hay que hace un bien sólo si de él recoge beneficio, no por amor y respeto a lo que es justo. Haz el bien por el bien mismo, no porque de él vayas a sacar provecho.

Mi frase

Cuando las cosas ocurren, vano es dominar las circunstancias en lugar de adaptarse a ellas. Tomar control de lo ajeno es construir nuestra propia prisión. Rafael Hernampérez

La frase del día

Más vale el buen nombre que las muchas riquezas. Miguel de Cervantes Saavedra

La frase del día

Los que nunca fueron desgraciados no son dignos de su felicidad. Hugo Foscolo

Mi frase

A menudo hay que aligerar la carga. Nada es más beneficioso que comenzar con lo puesto cada día, que almacenar y soportar cosas que un día nos fueron útiles o nos gustaron. Si no lo necesitas hoy, es absurdo y pernicioso cargar con ello para mañana. Rafael Hernampérez

La frase del día

¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades? Germaine de Staël

jueves, junio 28, 2007

El labrador y el águila

Interesante fábula de Esopo que nos recuerda la virtud de la bondad.


Encontró un labrador un águila presa en su cepo, y, seducido por su belleza, la soltó y le dio la libertad. El águila, que no fue ingrata con su bienhechor, viéndole sentado al pie de un muro que amenazaba derrumbarse, voló hasta él y le arrebató con sus garras la cinta con que se ceñía su cabeza.

Alzóse el hombre para perseguirla. El águila dejó caer la cinta; la tomó el labriego, y al volver sobre sus pasos halló desplomado el muro en el lugar donde antes estaba sentado, quedando muy sorprendido y agradecido de haber sido pagado así por el águila.

Moraleja: Siempre debemos ser agradecidos con nuestros bienhechores y agradecer un favor con otro.

La frase del día

Los mejores momentos de la vida vienen por sí solo, no tiene sentido esperarlo. Thoton Wilder

La frase del día

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo. Franz Grillparzer

miércoles, junio 27, 2007

Mi frase

A veces los vientos soplan en dirección distinta a la de tu rumbo, pero aprovechándote de ellos puedes llegar a puertos mucho más hermosos y fascinantes que los que te habías propuesto. Rafael Hernampérez

Mi frase

Pero los recuerdos, aunque hermosos, son un lastre en el caminar de la vida. Volver a ellos es una experiencia fascinante y feliz... pero ilusoria al fin y al cabo. El mejor recuerdo que puedes atesorar es aquel que acabas de realizar. Rafael Hernampérez

El ridículo

Aquella tarde, Alfredo fue a buscar a su hijo al colegio. De camino para su casa, el niño se puso a saltar eufórico, a correr, a gritar de alegría. Todas las personas que había en la calle lo miraban, y su padre, avergonzado, lo reprendió dura y severamente:

- ¡Carlos!. ¡Deja de hacer el ridículo! ¡Parece que estés loco!

El tono de voz no dejaba lugar a reproches. Carlitos se detuvo inmediatamente, con una carita de incredulidad y perplejidad.

- ¡Deja de hacer el payaso, Carlitos!. ¡No seas loco y compórtate!

Carlitos se entristeció y se puso a llorar.

Cuando llegó a casa, su madre le vió con lágrimas en los ojos.

- ¿Qué le pasa a Carlitos? - preguntó a Alfredo.
- No lo sé. Se puso a hacer el ridículo y el tonto en la calle. Sólo le dije que no lo hiciera.

Tras esta explicación se fue al salón a ver la televisión.

Después de la cena, Alfredo fue a ver un partido de fútbol. Era la gran final. Después de casi dos horas de tensión, su equipo marcó el único gol del encuentro en tiempo de descuento. Alfredo, se puso en pie, eufórico, salió a la terraza de su casa gritando:

- ¡¡¡ GOOOOOLLLLL !!!!

Acto seguido se puso a encender petardos y cohetes, a tocar una ruidosa trompeta, a cantar, a gritar, a dar brincos.

- ¡ Campeooones! ¡Campeooones! ¡Oé! ¡Oé! ¡Oeeé!

Entró nuevamente en la casa, fue a la habitación, se cambió de ropa. Se puso la camisa de su equipo, una peluca de su equipo, se pintó la cara con los colores de su equipo, se puso una bufanda de su equipo y cogió una gran bandera de su equipo. Su excitación y euforia eran culminantes. Estaba decidido a ir a la fuente de la plaza principal de su ciudad a recibir a su equipo y a homenajearlos como merecían. Había quedado ya con unos amigos del trabajo para celebrarlo por todo lo alto con una gran fiesta. Ya se veía conduciendo su coche por la ciudad, tocando el claxon durante toda la noche, con las banderas asomadas tras las ventanas.

Cuando iba a salir, se encontró con su mujer y su hijo bloqueando la puerta.

- ¿Qué ocurre? ¡Dejadme salir!
- Espero que no hagas el ridículo, haciendo el payaso, por ese estúpido partido.
- No es ningún estúpido ...
- Espero que hagas el ridículo por tu hijo, que hoy ha sido seleccionado entre los diez alumnos más inteligentes del colegio, y que representará a su colegio en las olimpiadas nacionales de colegios. Tu hijo podría ser el niño más inteligente del país.

Alfredo se quedo mudo.

- Espero que hagas el ridículo celebrando el tener un hijo tan inteligente, no por celebrar la victoria de unos jugadores cuyo talento es dar patadas a un balón, que sólo hacen su trabajo y a los que ni siquiera conoces.


Reflexión: Tenemos miedo al ridículo, por el miedo a qué dirán, qué pensarán, qué imagen daré. Sin embargo, si ese ridículo es colectivo, las inhibiciones desaparecen, con el convencimiento de que si tanta gente lo hace es porque no es ridículo, no es locura, que entre tantos la propia locura y el propio ridículo no existen. ¿Quién hacía realmente el ridículo, el hijo por su éxito, o el padre por un éxito ajeno?


Rafael Hernampérez

La hoja en blanco

Increíble relato de autor desconocido que te hará ver que en realidad eres y tienes mucho más de lo que tú mismo crees.


Al inicio de una conferencia sobre el estrés el orador colgó frente al público una gran hoja de papel blanco.

Con un marcador negro dibujó luego una mancha irregular.

- ¿Qué ven aquí? - preguntó.

Uno tras otro, los presentes fueron contestando:

- ¡Una mancha negra!.

- Eso supuse - dijo el orador.

“Ninguno de ustedes se enfocó en la hoja blanca, aunque tiene una superficie mucho mayor. Precisamente de éso hablaremos esta noche.

¿Cuál es la conversación en la que te enfocas más asiduamente? ¿En todo lo que tienes o en lo poco que te falta? ¿En todo lo que sabes o en lo mucho que no dominas? ¿En todo lo que puedes o en lo que te gustaría pero no te sale?

Tu estado de ánimo dependerá de cual sea la conversación en la que te enfoques.

La emoción que sientes no existe por sí sola. Sino por la explicación que tú le das. Y este estado de ánimo determinará tu predisposición a la acción. Y de tu manera de actuar dependerán los resultados que obtengas.

¿Qué no te gustan los resultados? La clave es la conversación.

Veamos. Piensa en tu situación, en la conversación que te separa de tus resultados. Piensa en tus mejores razones, en esas que estás seguro que nadie puede dar vuelta y ahora te pido que escuches lo siguiente:

Después de la primera prueba artística de Fred Astaire, el informe de director de pruebas de la M.G.M. fechado en 1933, decía: “No sabe actuar”

¿Qué te parece que hizo Fred Astaire después de semejante declaración? Imagínalo por sus resultados.

Louis May Alcott, la autora de Mujercitas, era impulsada por su familia a conseguir trabajo como mucama o costurera. ¿Escuchó los juicios de su familia o lo que decía su conversación interna?

Beethoven tocaba mal el violín y su profesor consideraba que no tenía futuro como compositor. Como era sordo no pudo escuchar esta crítica ¡qué suerte!

Los padres del famoso cantante Enrico Caruso querían que fuera ingeniero. Su profesor decía que no tenía voz y que no podía cantar. ¿Qué lo habrá motivado a seguir intentándolo?

Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución abandonó la carrera médica mientras el padre le decía: “Lo único que te interesa es capturar ratas”. ¿De qué otra manera hubiera podido entender su interés por las ratas?

El director de un diario despidió a Walt Disney por falta de ideas. Walt Disney quebró varias veces antes de construir Disneyworld. ¿Alguna vez pensaste que para concretar eso alguien antes tuvo que soñar en supergrande, casi te diría delirar consciente?

Albert Einstein no habló hasta los cuatro años y no leyó hasta los siete. Su maestra lo describió como mentalmente lento, insociable y encerrado siempre en sueños tontos. ¿Alguna vez alguien dijo que tus sueños son tontos?

Henry Ford fracasó y quebró cinco veces hasta que finalmente tuvo éxito. ¿Te parece que Ford pensó que era un fracasado o simplemente consideró a sus errores como espacios de aprendizaje?

Winston Churchill no aprobó sexto grado. Llegó a Primer Ministro recién cumplidos los sesenta y dos años, luego de una vida de derrotas y reveses hizo sus mayores contribuciones cuando era un hombre mayor. ¿Todavía estás a tiempo?

Dieciocho editores rechazaron el cuento de Richard Bach “Juan Salvador Gaviota”, antes de que Macmillan lo publicara finalmente en 1970. Cinco años después había vendido más de siete millones de ejemplares solamente en los Estados Unidos. ¿No te pasa que a veces te das cuenta que los otros son los que se lo pierden?

Después de haber escuchado esto ¿Todavía te parecen válidas tus explicaciones y tus razones para no alcanzar tus resultados?

Jeffrey B. Swartz dijo una vez: “una de las cosas más valiosas que he aprendido es que no siempre tengo que tener razón”

¿En que te vas a enfocar? ¿Qué te puede llevar hacia los resultados extraordinarios?

Tu puedes tener excusas o puedes tener resultados. Lamentablemente lo que no puedes tener son las dos cosas a la vez.

No lo que dicen los demás, tampoco tus circunstancias, solo tu conversación es tu hoja en blanco donde cada día puedes escribir lo que quieres y si lo que tienes escrito no te gusta saber que puedes dar la vuelta a la hoja.

La persona que realmente quiere hacer algo encuentra la forma de hacerlo”.

La frase del día

Nada es más estúpido que vencer; la verdadera gloria es convencer. Víctor Hugo

La frase del día

No hay deber que podamos subestimar tanto como el deber de ser feliz. Robert Louis Stevenson

La frase del día

No escuchar al que nos habla, no sólo es falta de cortesía, sino también menosprecio. Atiende siempre al que te hable; en el trato social nada hay tan productivo como la limosna de la atención. Honoré de Balzac

martes, junio 26, 2007

Mi frase

La eternidad es un ciclo infinito de comienzos y finales. Rafael Hernampérez

Mi frase

No pidas: da. Rafael Hernampérez

Diógenes y el calvo

Divertida fábula de Esopo, certera.


Diógenes, el filósofo cínico, insultado por un hombre que era calvo, replicó:

-¡Los dioses me libren de responderte con insultos! ¡Al contrario, alabo los cabellos que han abandonado ese cráneo pelado!

Moraleja: Si regalamos un insulto, no esperemos de regreso un regalo menor.

La frase del día

Si todo parece estar yendo bien, obviamente has pasado algo por alto. Anónimo

La frase del día

¿Qué es un envidioso? Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta. Victor Hugo

La frase del día

El secreto de una vida plena es tener más comienzos que finales. Dave Weinbaum

La frase del día

El tiempo es la sustancia de la que estoy hecho. Jorge Luis Borges

lunes, junio 25, 2007

Los viandantes y el oso

Divertida fábula de Esopo acerca de la amistad.


Marchaban dos amigos por el mismo camino. De repente se les apareció un oso. Uno se subió rápidamente a un árbol ocultándose en él; el otro, a punto de ser atrapado, se tiró al suelo, fingiéndose muerto. Acercó el oso su hocico, oliéndole por todas partes, pero el hombre contenía su respiración, por que se dice que el oso no toca a un cadáver. Cuando se hubo alejado el oso, el hombre escondido en el árbol bajó de éste y preguntó a su compañero qué le había dicho el oso al oído.

-Que no viaje en el futuro con amigos que huyen ante el peligro- le respondió.

Moraleja: La verdadera amistad se comprueba en los momentos de peligro.

La frase del día

Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir. Honoré de Balzac

Mi frase

La felicidad es el alimento del alma. Sólo cuando hay hambre se aprecia su existencia. Rafael Hernampérez

La frase del día

La vida es una sucesión de lecciones que deben vivirse para ser comprendidas. Helen Keller

La frase del día

Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas. Jacques Anatole France

La frase del día

No me aseguréis pues lo que todavía está por hacer. Maurice Druon. "Los reyes malditos II. La reina estrangulada"

sábado, junio 23, 2007

Mi frase

Cuando la piel muere y cae, otra más fuerte y hermosa la sustituye. Tras un final siempre hay un nuevo comienzo, mejor si cabe que el anterior. Rafael Hernampérez

La frase del día

Grabad esto en vuestro corazón: cada día es el mejor del año. Ralph Waldo Emerson

viernes, junio 22, 2007

Libro "Sé feliz, aquí y ahora"

Os presento mi último libro: Sé feliz, aquí y ahora.

En este libro he recopilado todos los contenidos de mis anteriores libros (El Rincón de la Felicidad 1, 2 y 3, y Neraclem), y he añadido multitud de material adicional totalmente inédito, y que no ha sido publicado en este blog.

El libro está compuesto de tres partes: Relatos y Reflexiones (en total 332, de los cuales 118 nuevos, de éstos, 75 son inéditos), Frases y Citas (en total 930, de las cuales 387 son nuevas, de éstas, 301 son inéditas) y el relato Neraclem.

La obra está amparada bajo la licencia CopyLeft, por lo que podrás copiarla e incluso utilizar su contenido (siempre bajo los acuerdos de la licencia CopyLeft).

Podrás descargarte el libro en el siguiente enlace:

http://galeon.com/rinconfelicidad/sefeliz.doc

Os dejo este tesoro que seguro os será muy útil en la vida.

Sé, feliz, aquí y ahora.



Rafael Hernampérez

Correos electrónicos

Ayer estuve revisando todos aquellos correos electrónicos que durante más de un año he ido conservando. Mi bandeja de entrada estaba a reventar, por lo que fui releyendo uno a uno los cientos de correos que mis lectores y amigos me han ido dejando, algunos divertidos, otros serios, otros angustiosos, otros preocupantes, otros tristes... ¡Cuánto amor! ¡Cuanto sentimiento! ¡Cuánta sinceridad! ¡Cuánta complicidad! ¡Cuánta discreción!

Durante más de cuatro horas he revivido grandes momentos leyendo cada uno de estos mensajes, donde se abría un corazón, donde se revelaba un secreto inconfesable, donde alguna noticia triste me apesadumbraba, donde alguna gran noticia me hacía feliz.

Fui acumulando estos correos para una ocasión como la de ayer, aunque en realidad la fui postergando una y otra vez. En realidad, improvisé. Mi intención era avanzar un poco más en mi proyecto literario, recién comenzado. Pero celebro haber cambiado de opinión, pues esos correos no habrían sido abiertos de nuevo buscando una ocasión que siempre reemplazamos por otra.

Pero los recuerdos, aunque hermosos, son un lastre en el caminar de la vida. Volver a ellos es una experiencia fascinante y feliz... pero ilusoria al fin y al cabo. El mejor recuerdo que puedes atesorar es aquel que acabas de realizar.

Por mucho que me doliera, fui borrando uno a uno casi todos aquellos memorables correos, guardando sus sensaciones en el disco duro de mi espíritu.

De vez en cuando hay que aligerar la carga que llevamos en la vida, aunque sea grata y beneficiosa. Nada más beneficioso que comenzar con lo puesto cada día, que repetir los mismos hábitos mientras vamos cargando con cosas que un día nos fueron útiles o nos gustaron. Si no lo necesitas hoy, es absurdo y pernicioso cargar con ello para mañana.

Quiero dar las gracias a Esperanza (Murcia y A Coruña), Olga (Toledo), Rocío (Alcobendas y Poza Rica de Hidalgo (Méjico)), Rosana (Argentina), Carmen (Barcelona), Chelo (Valencia), Valentín (Granada), Javi (Mr. X de Madrid), María Teresa Montero, a Esther (Madrid), a Edu (Madrid), a Alfredo (Madrid), y a todos aquellos lectores y amigos que con vuestros correos os habéis acordado de mi, y por compartir vuestras experiencias y abrirme vuestros corazones.

Sed felices, aquí y ahora.



Rafael Hernampérez

La soledad

Interesante reflexión de autor desconocido que hace mucho tiempo tenía guardada en uno de vuestros emails.


La soledad no es que no haya nadie. La soledad es ir acompañado por la calle, ver algo que nos llama la atención y saber que uno no puede comentarlo, porque al que viene al lado no le importa, o no escucha, o se encoge de hombros, o mira y ni siquiera se encoge de hombros.

La soledad es oír que pasan por la radio aquella vieja melodía que nos eriza la piel y nos vuelve de dieciocho años los recuerdos, y salir corriendo para decirle: "Ven, ven a escuchar" y que te responda: "Ya voy...", y cuando por fin llega allí donde lo espera tu corazón y tu impaciencia, el locutor esté diciendo: "La melodía que acabamos de escuchar era..."

La soledad es que haya regresado a casa, y en vez de quedarse contigo se vaya a leer el diario o a mirar las noticias en la televisión. Y es que se olvide de que antes de irse a trabajar, a la mañana quedaron en ir al cine por la noche y al llegar por la noche se quite los zapatos, la corbata y el saco, y no mencione ni por casualidad la invitación.

La soledad es estar esperando, aunque a quien esperemos esté junto a nosotros... junto, al lado..., pero no con nosotros... Oyéndonos, no escuchándonos; mirándonos, pero no viéndonos; estando, no acompañando ni participando ni tratando de entender.

La soledad es querer gritar que aquí, dentro del pecho, se revuelve un dolor formado por silencios, llantos disimulados y preguntas sin respuestas. Es que no podemos decir qué nos va mal, pero que tampoco podamos decir que hay una luz de entusiasmo y de ganas en nuestra vida. Es resignarse.

La soledad es que los demás lo vean a uno como apacible y dulce; que piensen que esa apariencia es producto de una maravillosa paz interior, de una sabiduría que los años han ido dejando lujosamente en nuestro ser.

La soledad es empezar a decir: "Me da lo mismo", o "No te preocupes..."; cuando quisiéramos gritar: "Debe ser hoy y ahora", "Quiero ir...", "Quiero hacer...", "Quiero ver...", "Quiero hablar...", "Dios mío, quiero hablar...". Hablar y hablar hasta decirlo todo, hasta sacarnos de adentro todas las palabras que el miedo y la tristeza, y el desgano han ido amontonando y mutilando, y nos pesan como si fueran bloques de granito.

La soledad es saber que la piedad de los demás no existe, que la infelicidad les causa espanto y miedo porque temen que sea contagiosa; es saber que para estar acompañados hay que bañarse, hay que peinarse bien, vestirse cuidadosamente y parecer totalmente despreocupados y dichosos sin necesidades apremiantes, sin problemas y sin que nadie, nadie se de cuenta que estás solo.

La frase del día

La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue. Sir Francis Bacon

La frase del día

Nuestra mayor gloria no está en no fracasar nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos. Confucio

La frase del día

El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices. Friedrich Nietzsche

jueves, junio 21, 2007

Mi frase

La historia más fascinante es la que uno mismo va viviendo a cada momento por y para uno mismo y los demás. Rafael Hernampérez

Los viandantes y el hacha

Divertida fábula de Esopo que nos recuerda cómo usamos el egoísmo a nuestro propio interés.


Caminaban dos hombres en compañía. Habiendo encontrado uno de ellos un hacha, el otro dijo:

-Hemos encontrado un hacha.
-No digas -repuso el primero- "hemos encontrado", sino: "has encontrado".

Instantes después fueron alcanzados por el hombre que había perdido el hacha; y el que la llevaba, al verse perdido, dijo a su compañero:

-Estamos perdidos.
-No digas -replicó éste- "estamos perdidos", sino: "estoy perdido", porque cuando encontraste el hacha no me has admitido como parte en tu hallazgo.

Moraleja: Si no estamos dispuestos a compartir nuestros éxitos, tampoco esperemos que nos soporten en la desgracia.

La frase del día

Lo que el gusano llama el fin del mundo, la mariposa llama comienzo. Proverbio zen

La frase del día

Feliz el hombre a quien al final de la vida no le queda sino lo que ha dado a los demás. Armando Fuentes Aguirre

La frase del día

La virtud resplandece en las desgracias. Aristóteles

miércoles, junio 20, 2007

Mi frase

Trata los problemas como insignificantes molestias, no las insignificantes molestias como problemas. Rafael Hernampérez

Bóreas y el Sol

Popular fábula de Esopo, que nos enseña el poder de la no violencia.


Bóreas y el Sol disputaban sobre sus poderes, y decidieron conceder la palma al que despojara a un viajero de sus vestidos.

Bóreas empezó de primero, soplando con violencia; y apretó el hombre contra sí sus ropas, Bóreas asaltó entonces con más fuerza; pero el hombre, molesto por el frío, se colocó otro vestido. Bóreas, vencido, se lo entregó al Sol.

Este empezó a iluminar suavemente, y el hombre se despojó de su segundo vestido; luego lentamente le envió el Sol sus rayos más ardientes, hasta que el hombre, no pudiendo resistir más el calor, se quitó sus ropas para ir a bañarse en el río vecino.

Moraleja: Es mucho más poderosa una suave persuación que un acto de violencia.

La frase del día

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera. Alexander Pope

La frase del día

Vida es tener siempre que hacer algo. La vida no se me ha dado, resulta que tengo que hacérmela yo. José Ortega y Gasset

La frase del día

La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente. Carmen Martín Gaite

martes, junio 19, 2007

La frase del día

Odiar a alguien es otorgarle demasiada importancia. Anónimo

10 consejos para mantener el humor

He aquí una relación de consejos (autor desconocido) para tomarte la vida con humor y alegría.

1) No te preocupes: De las actividades humanas, el preocuparse es la menos productiva.
2) Que no te venza el miedo: La mayor parte de las cosas que tememos nunca suceden.
3) No guardes rencor: Es una de las cargas más pesadas de la vida.
4) Enfréntate a cada problema conforme llega: De todas formas sólo puedes manejar un problema cada vez.
5) No te lleves los problemas a la cama: Son malos compañeros del sueño.
6) No tomes prestados los problemas de los demás: Ellos pueden manejarlos mejor que tú.
7) No revivas el ayer: Se fue para siempre. Concéntrate en lo que está pasando ahora y sé feliz.
8) Sé buen oyente: Cuando escuchas obtienes ideas distintas a las que tienes.
9) No te rindas por la frustración: La autocompasión sólo interfiere con las acciones positivas.
10) Cuenta tus bendiciones: No te olvides de las pequeñas. Muchas bendiciones pequeñas hacen una grande.

La frase del día

Aprende las dos reglas de la armonía: nº 1 no sufrir por pequeñeces, y nº 2 todos son pequeñeces. Richard Carlson

lunes, junio 18, 2007

Mi frase

Sólo este momento nos pertenece. El pasado es un fantasma que se desvanece, y el futuro un espejismo en el horizonte. Rafael Hernampérez

El tocador de cítara

Breve fábula de Esopo con una moraleja que deberíamos recordar a menudo.

Un tocador de cítara sin talento cantaba desde la mañana a la noche en una casa con las paredes muy bien estucadas. Como las paredes le devolvían el eco, se imaginó que tenía una voz magnífica, y tanto se lo creyó, que resolvió presentarse en el teatro; pero una vez en la escena cantó tan mal, que lo arrojaron a pedradas.

Moraleja: No seamos nosotros jueces de nosotros mismos, no vaya a ser que nuestra parcialidad nos arruine.

La frase del día

La violencia es miedo de las ideas de los demás y poca fe en las propias. Forges

domingo, junio 17, 2007

Si tuviera que vivir mi vida otra vez

Emotivo relato extraído del libro "Los diez secretos de la abundante felicidad", de Adam J. Jackson.

Si tuviera que vivir mi vida otra vez, intentaría cometer más errores. No sería tan perfecta. Descansaría más. Sería más flexible. Me divertiría más de lo que me he divertido en ésta. De hecho, me tomaría muy pocas cosas en serio. Sería más loca. Sería menos higiénica.

Correría más riesgos. Viajaría más. Escalaría más montañas. Me bañaría en más ríos. Iría a más lugares en lo que nunca hubiera estado antes. Comería más helados y menos judías.

Tendría más problemas reales, pero menos imaginarios.

¿Sabes? Yo he sido una de esas personas que viven profilácticamente, sana y pulcramente hora tras hora y día tras día. ¡También he tenido mis momentos! Pero si pudiera empezar de nuevo, tendría más momentos de esos, momento a momento.

Yo he sido una de esas personas que nunca van a ningún sitio sin un termómetro, una botella de agua caliente, un jarabe para hacer gárgaras, un impermeable y un paracaídas. Si tuviera que vivir de nuevo, la próxima vez mi equipaje sería más ligero.

Si viviese de nuevo en la primavera comenzaría a andar descalza antes y seguiría descalza hasta mucho más avanzado el otoño.
Si pudiera vivir otra vez asistiría a más fiestas, vería más atardeceres y jugaría con más niños.

Pero como ves, no voy a vivir otra vez.

La frase del día

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores. Benjamin Disraeli

sábado, junio 16, 2007

Mi frase

No sé si esta es la última vez que estoy contigo, por lo que procuraré que no olvidemos jamás este momento. Rafael Hernampérez

La pérdida

Interesante extracto de "Los diez secretos de la abundante felicidad", de Adam J. Jackson.

- ¡Qué día más maravilloso! - dijo.
- ¿Qué tiene de maravilloso? - murmuré yo.
Y entonces él me dijo algo que me causó el mismo efecto que si me hubieran echado encima un jarro de agua fría.
- Si intenta dejar de vivir unos días, lo averiguará por sí mismo.
Mi tensión era tal que me puse a llorar frente a él. Me preguntó qué me ocurría y le dije que lo había perdido todo.
Me miró como sin entender y dijo:
- ¿Qué quiere usted decir? ¿Ve usted todavía?
- Por supuesto - respondí.
- Bien. Entonces es obvio que todavía tiene sus ojos - dijo -. También puede hablar y oír, y parece que también puede caminar. Entonces, ¿qué es exactamente lo que ha perdido?
Le dije que había perdido todo mi dinero, que me habían quitado todo cuanto tenía.
- ¡Ah! - exclamó - Entonces todo lo que ha perdido es su dinero.
Después me echó otro jarro de aguar fría diciéndome:
- ¿Quién tiene más, un millonario con cáncer terminal o un hombre sano pero sin un centavo?

Mi frase

Los hombres somos monedas que, dependiendo de las circunstancias y de los propios intereses, mostramos una cara o cambiamos de manos. Rafael Hernampérez

Mi frase

Mala medida es prepararse para lo peor, pues alimentamos nuestros temores y cortamos las alas a la esperanza. Rafael Hernampérez

viernes, junio 15, 2007

Mi frase

Más que desgracias hay desgraciados. Rafael Hernampérez

Mi frase

Recorres el mundo en busca de una felicidad que está siempre al alcance de tu mano. Horacio

Libro "Sé feliz, aquí y ahora"

Os presento mi último libro: Sé feliz, aquí y ahora.

En este libro he recopilado todos los contenidos de mis anteriores libros (El Rincón de la Felicidad 1, 2 y 3, y Neraclem), y he añadido multitud de material adicional totalmente inédito, y que no ha sido publicado en este blog.

El libro está compuesto de tres partes: Relatos y Reflexiones (en total 332, de los cuales 118 nuevos, de éstos, 75 son inéditos), Frases y Citas (en total 930, de las cuales 387 son nuevas, de éstas, 301 son inéditas) y el relato Neraclem.

La obra está amparada bajo la licencia CopyLeft, por lo que podrás copiarla e incluso utilizar su contenido (siempre bajo los acuerdos de la licencia CopyLeft).

Podrás descargarte el libro en el siguiente enlace:

http://galeon.com/rinconfelicidad/sefeliz.doc

Os dejo este tesoro que seguro os será muy útil en la vida.

Sé, feliz, aquí y ahora.



Rafael Hernampérez

Mi frase

¿Tu futuro? ¡Lo estás construyendo ahora mismo!. Rafael Hernampérez

Yo elijo

Yo elijo abrir mi corazón y amar para cultivar la semilla de la felicidad.
Yo elijo perdonar para liberar el pesado lastre del rencor.
Yo elijo aceptar las circunstancias para extraer lo mejor de ellas.
Yo elijo vivir este momento para no perder lo único que realmente me pertenece.
Yo elijo ocuparme de los problemas para no preocuparme por ellos.
Yo elijo la verdad para no alimentar al insaciable parásito de la mentira.
Yo elijo hacer más y decir menos para aprovechar el tiempo.
Yo elijo ver a través de otros cristales para no juzgar erróneamente.
Yo elijo escuchar para comprender y adquirir sabiduría.
Yo elijo soñar para definir mi propio destino.
Yo elijo ser feliz.
Yo elijo.



Rafael Hernampérez

El pescador y el pececillo

Interesante fábula de Esopo que nos enseña a apreciar lo poco que tenemos.


Un pescador, después de lanzar al mar su red, sólo cogió un pececillo. Suplicó éste al pescador que le dejara por el momento en gracia de su pequeñez.

- Cuando sea mayor, podrás pescarme de nuevo, y entonces seré para tí de más provecho -, terminó el pececillo.

- ¡Hombre - replicó el pescador -, bien tonto sería soltando la presa que tengo en la mano para contar con la presa futura, por grande que sea!

Moraleja: Más vale una moneda en la mano, que un tesoro en el fondo del mar.

Mi frase

La felicidad no te elige. Eres tú quien eliges tu propia felicidad. Rafael Hernampérez

La frase del día

El hambre suele producir poemas inmortales. La abundancia, únicamente indigestiones y torpezas. Hipólito Taine

jueves, junio 14, 2007

El pescador y los peces pequeños y grandes

Breve fábula de Esopo, con una moraleja certera.


Un pescador al tirar de la red sacó a tierra los peces grandes, pero los pequeños se le escaparon al mar escurriéndose entre las mallas.

Moraleja: Las personas de poca importancia pueden pasar desapercibidas sin problema, pero las de mucha fama no se escapan del juicio de sus semejantes.

La frase del día

No te apuntes al gremio de los quejicas y cantamañanas que gastan más tiempo en hablar de sus problemas que en afrontarlos. Bernabé Tierno

miércoles, junio 13, 2007

Mi frase

A veces no encontramos aquello con lo que estamos cubiertos, y otras veces tropezamos con aquello que es casi inexistente. Unos creen que es cuestión de suerte, aunque las probabilidades justifican la posibilidad. Yo creo que siempre encontrarás aquello que te propongas con una actitud flexible a las probabilidades y una percepción clara y firme. Rafael Hernampérez

La esperanza de un sueño

Precioso cuento de autor desconocido, cuya moraleja te regocijará y te hará creer en tus sueños.


Una pequeña oruga caminaba un día en dirección al Sol. Muy cerca del camino se encontraba una langosta.

- ¿Hacia dónde te diriges? - le preguntó.

Sin dejar de caminar, la oruga contestó:

- Tuve un sueño anoche: soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo.

Sorprendida, la langosta dijo mientras su amiga se alejaba:

- Tú debes estar loca. ¿Cómo podrías llegar hasta aquel lugar?. ¡Tú, una simple oruga!.
Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable.

Pero la oruga ya estaba lejos, y no la escuchó.

Sus diminutos pies no dejaron de moverse.

De pronto, se oyó la voz de un escarabajo:

- ¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?.

Sudando, la oruga le dijo jadeante:

- Tuve un sueño y deseo realizarlo. Subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo.

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:

- Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa.

El escarabajo se quedó en el suelo tumbado de la risa, mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros.

Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor, aconsejaron a nuestra amiga a desistir.

- ¡Tú no lo lograrás jamás! - le dijeron.

Pero en su interior había un impulso que la obligaba a seguir.

Ya agotada, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar.

- Estaré mejor - fue lo último que dijo, y murió.

Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del mundo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno del que murió por querer realizar un sueño irrealizable.

Una mañana, en la que el Sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto, quedaron atónitos. Aquel capullo duro comenzó a resquebrajarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que podía ser la de la oruga que todos creían muerta...

Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.

No hubo nada que decir. Todos sabían lo que haría, se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño: el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir.

Moraleja: El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que superar en el camino.

La frase del día

En las adversidades sale a la luz la virtud. Aristóteles

martes, junio 12, 2007

El rayo

Hace diecisiete años, aguardaba a mi hermano y unos amigos justo debajo de mi casa. Como tardaban y no me gustaba la ropa que llevaba, subí un momento a mi casa. En el momento en que estaba en mi habitación, un resplandor ciego, seguido de una explosión tremenda y de un halo siseante, y un olor a quemado acontecieron ante mi. Me quedé paralizado. Me asomé temeroso a mi ventana y observé que, en el lugar donde yo estaba esperando, había una enorme rama de unos diez o doce metros de larga, y que debería pesar tres veces mi propio peso. Un rayo había caído justamente en mi lugar de espera, llevándose la rama principal del árbol bajo el cual estaba apostado.

¡No podía creerlo! ¡Un minuto más de espera y ese rayo me hubiera alcanzado y no estaría narrando esta historia!

Había sesgado a un hermoso árbol que amaba y que me gustaba admirar cada día.

Sentía una alegría por haberme salvado, pero, a la vez, sentía una tristeza por el destino de aquel árbol.

Pero ocurrió una cosa: la naturaleza es sabia. El árbol sufrió la pérdida de su rama principal, pero seguía vivo. Aceptó la terrible amputación y no se detuvo ahí, si no que, tiempo después, comenzó a brotar nuevas ramas allá donde la principal estaba.

Hoy, diecisiete años después, me deleito en observar un árbol mucho más hermoso, mucho más grande y mucho más fuerte que el que alcanzó aquel rayo. Y hoy pienso que gracias a aquel rayo, el árbol es lo que es ahora, pues aquel rayo fulminó sus limitaciones, abriendo aún más sus capacidades.

Creo que las desgracias son como aquel rayo, que abaten y sesgan nuestras limitaciones. Pueden hacer mucho daño, desgarran nuestra alma y nos arrebatan lo más preciado. Pero ese aprecio y esa dependencia nos limita y nos detienen en nuestro avance en la vida. Las desgracias nos ponen a prueba con golpes repentinos y devastadores, cortándonos el aliento de forma fortuita. Y es nuestra reacción ante estas desgracias las que nos permite elegir: echar nuevas ramas o perecer lentamente.



Rafael Hernampérez

Mi frase

Qué caprichosa es nuestra alma, que hipócritamente anhela la felicidad mientas se deleita con el propio sufrimiento, con la entrega voluntaria a la soledad y con el martirio de distorsionar los recuerdos. Rafael Hernampérez

Mi frase

La vida es como el día. A veces lluvioso, a veces soleado. A veces neblinoso, a veces claro. El secreto de una buena vida está en aceptarla y en aprovecharse de las circunstancias. Rafael Hernampérez

Mi frase

El problema no es envejecer, si no el mal uso que se le da al tiempo que se va restando. Rafael Hernampérez

Los pescadores y las piedras

Fábula de Esopo con una moraleja interesante.


Tiraban unos pescadores de una red y como la sentían muy cargada, bailaban y gritaban de contento, creyendo que habían hecho una buena pesca. Arrastrada la red a la playa, en lugar de peces sólo encontraron piedras y otros objetos, con lo que fue muy grande su contrariedad, no tanto por la rabia de su chasco, como por haber esperado otra cosa.

Uno de los pescadores, el más viejo, dijo a sus compañeros:

-Basta de afligirse, muchachos, puesto que según parece la alegría tiene por hermana la tristeza; después de habernos alegrado tanto antes de tiempo, era natural que tropezásemos con alguna contrariedad.

Moraleja: Es rutina de la vida que a buenos tiempos siguen unos malos y a los malos tiempos le suceden otros buenos. Estemos siempre preparados a estos inesperados cambios.

La frase del día

No pienses en ello - le aconsejó ella -. No puedes hacer nada por mejorar tu condición, y lo único que vas a conseguir es sentirte peor. Vivel el presente, recuerda el pasado y no temas el futuro, porque no existe, ni existirá jamás. Sólo existe el ahora. Christopher Paolini. "Eldest"

lunes, junio 11, 2007

Mi frase

Siempre hay un puerto, una estación, un lugar... donde el amor y la felicidad te esperan. Rafael Hernampérez

Mi frase

En un cerrado corazón jamás el amor entra, aunque éste sin cesar llame. Rafael Hernampérez

Mi frase

Resulta mezquino y miserable quejarse de algo y culpar de ello a otros, cuando por nuestra parte no sugerimos ninguna solución. Es más útil y productivo exponer una absurda idea que recordar otra vez el mismo problema. Rafael Hernampérez

Los hijos desunidos del labrador

Interesante fábula de Esopo, que nos recuerda la virtud de la colaboración.


Los hijos de un labrador vivían en discordia y desunión. Sus exhortaciones eran inútiles para hacerles mudar de sentimientos, por lo cual resolvió darles una lección con la experiencia.

Les llamó y les dijo que le llevaran una gavilla de varas. Cumplida la orden, les dio las varas en haz y les dijo que las rompieran; mas a pesar de todos sus esfuerzos, no lo consiguieron. Entonces deshizo el haz y les dio las varas una a una; los hijos las rompieron fácilmente.

- Ahí tienen! les dijo el padre-. Si también ustedes, hijos míos, permanecen unidos, serán invencibles ante sus enemigos; pero estando divididos serán vencidos uno a uno con facilidad.

Moraleja: Nunca olvides que en la unión se encuentra la fortaleza.

La frase del día

¿Qué locura o qué desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías? Miguel de Cervantes Saavedra

domingo, junio 10, 2007

viernes, junio 08, 2007

Mi frase

La timidez es un muro que construyes para no escapar de tus batallas internas. Rafael Hernampérez

Libro "Sé feliz, aquí y ahora"

Os presento mi último libro: Sé feliz, aquí y ahora.

En este libro he recopilado todos los contenidos de mis anteriores libros (El Rincón de la Felicidad 1, 2 y 3, y Neraclem), y he añadido multitud de material adicional totalmente inédito, y que no ha sido publicado en este blog.

El libro está compuesto de tres partes: Relatos y Reflexiones (en total 332, de los cuales 118 nuevos, de éstos, 75 son inéditos), Frases y Citas (en total 930, de las cuales 387 son nuevas, de éstas, 301 son inéditas) y el relato Neraclem.

La obra está amparada bajo la licencia CopyLeft, por lo que podrás copiarla e incluso utilizar su contenido (siempre bajo los acuerdos de la licencia CopyLeft).

Podrás descargarte el libro en el siguiente enlace:

http://galeon.com/rinconfelicidad/sefeliz.doc

Os dejo este tesoro que seguro os será muy útil en la vida.

Sé, feliz, aquí y ahora.



Rafael Hernampérez

No te rindas

Una reflexión de autor desconocido, que te animará a seguir adelante.


Cuando las cosas vayan mal, como a veces pasa,
cuando el camino parezca cuesta arriba,
cuando tus recursos disminuyan y tus deudas suban,
Y, al querer sonreír, tal vez suspiras,
cuando tus preocupaciones te tengan agobiado, descansa si te urge, pero no te rindas.

La vida es rara con sus vueltas y tumbos, como todos muchas veces comprobamos.
Y muchos fracasos suelen acontecer, aún pudiendo vencer de haber perseverado.

Así es que no te rindas aunque el paso sea lento.
El triunfo es el fracaso al revés;
es el matiz plateado de esa nube incierta que no te deja ver su cercanía...aun estando bien cerca.

Por eso, decídete a luchar sin duda.
Porque en verdad, cuando todo empeora, el que es valiente, no se rinde: lucha.

La frase del día

El arte de vivir consiste menos en eliminar nuestros problemas que en aprender a convivir con ellos. Bernard M. Baruch

miércoles, junio 06, 2007

Un chiste con moraleja

Si la lección es divertida, mucho mejor ;-)

Un millonario monta una frenética fiesta en una de sus mansiones. En un determinado momento pide silencio y la música se detiene. Mira hacia la piscina donde criaba unos feroces cocodrilos y dice:

- Voy a realizar una excéntrica apuesta. Aquel que logre cruzar sano y salvo esa piscina ganará todos mis lujosos coches. ¿Quién es el valiente que se atreve?

Los invitados, temerosos, permanecen mudos. Tras unos angustiosos y tensos minutos, el millonario insiste:

- El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganará todos mis coches de lujo y mis aviones. ¿Hay presente algún valiente?

El silencio impera en la fiesta. El millonario insiste:

- Quien cruce la piscina no sólo ganará todos mis coches de lujo y mis aviones... también ganará mis mansiones.

En ese momento alguien salta a la piscina. Acontece una lucha intensa por la supervivencia, un lucha de fuerza, de destreza... una lucha a muerte. El hombre se defiende como puede. Agarra la boca de los cocodrilos con pies y manos. Retuerce la cola de los reptiles. Una inusitada violencia y una emoción sin parangón. La gente gritaba despavorida.

Después de algunos minutos de pánico y pavor, el valiente sale de la piscina lleno de arañazos, heridas, hematomas y casi muerto.

El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:

- ¿Donde quiere que le entregue los coches?
- Gracias, pero no quiero sus coches.

Sorprendido, el millonario pregunta:

- ¿Y los aviones? ¿Donde quiere que se los entregue?
- Gracias, pero no quiero sus aviones.

Extrañado por la reacción del hombre, el millonario pregunta:

- ¿Y las mansiones?
- Yo tengo una bella casa, no necesito de las suyas. Puede quedarse con ellas. No quiero nada que sea suyo.

Impresionado, el millonario pregunta:

- Pero si usted no quiere nada de lo ofrecido, ¿qué quiere entonces?
- ¡Encontrar al bastardo que me empujó a la piscina!

MORALEJA: Somos capaces de realizar muchas cosas que a veces ni nosotros mismos nos creemos capaces de poder hacer. Pero necesitamos un empujoncito y, en ciertos casos, hasta algún bastardo es útil en nuestra vida.

La frase del día

Esperar era una estupidez por mi parte. Cada momento que pasamos juntos es muy valioso, y no tengo ninguna intención de derrochar ese tiempo ahora que cualquier capricho del destino podría separarnos. Christopher Paolini. "Eldest"

Mi frase

La vida es cual rosal, que transcurre en espinosos tallos hasta alcanzar fragantes y hermosas flores. Rafael Hernampérez

martes, junio 05, 2007

Los leñadores y el pino

Interesante fábula de Esopo con una moraleja asombrosa.


Rendían unos hacheros un pino y lo hacían con gran facilidad gracias a las cuñas que habían fabricado con su propia madera.

Y el pino les dijo:

-No odio tanto al hacha que me corta como a las cuñas nacidas de mí mismo.

Moraleja: Es más duro el sufrimiento del daño que nace de uno mismo que del que proviene de afuera.

La frase del día

La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas. Alejandro Dumas

lunes, junio 04, 2007

Mi frase


No hay un día especial para algo, si no que hoy, ahora mismo, ya es especial. Rafael Hernampérez

Mi frase

Una vida bien aprovechada es aquella en la que cada momento se vive como si fuera un sueño, y cada sueño se vive como un único momento. Rafael Hernampérez

El médico y el paciente que murió

Una fábula de Esopo.


Un médico tenía en tratamiento a un enfermo.

Este murió, y el médico decía a las personas del acompañamiento:

-Si este hombre se hubiera abstenido del vino y se hubiese puesto lavativas, no hubiera muerto.

-¡Amigo, le contestaron-, no es ahora, que no sirve de nada cuando tenías que haber dicho esto, sino antes, cuando tu consejo podía haber sido de provecho!

Moraleja: Las correcciones debemos hacerlas siempre en el momento oportuno y no dejarlas sólo para mencionarlas cuando ya es tarde.

La frase del día

Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo. Aristóteles

domingo, junio 03, 2007